Estudios paranormales.
 
PortalÍndiceCalendarioGaleríaBuscarFAQRegistrarseConectarse
Bienvenido a Cabaled  
reloj
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Mapa de visitas
free counters
Últimos temas
» Recurrente...
Vie Ago 22, 2014 5:58 am por khemaliel

» ¿Regresará el Cubil Estrigoi?
Jue Ago 21, 2014 5:26 am por Noir

» Es un placer volver a encontrarnos ^^
Jue Ago 21, 2014 12:25 am por khemaliel

» Buenas, me presento
Miér Ago 20, 2014 6:44 am por khemaliel

» Razas de Vampiros
Mar Abr 15, 2014 2:10 pm por Rhoa

» Buenas noches señores
Mar Abr 15, 2014 1:55 pm por Rhoa

» hola a todos
Mar Abr 15, 2014 1:53 pm por Rhoa

» Hola Chicos ^_^
Mar Abr 15, 2014 1:50 pm por Rhoa

» La brujería hoy
Dom Abr 13, 2014 3:34 am por ivanrembran

Temas más activos
Recurrente...
Es un placer volver a encontrarnos ^^
Buenas, me presento
¿Regresará el Cubil Estrigoi?
hola a todos
Razas de Vampiros
Buenas noches señores
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Miembros que empiezan más temas
Noir
 
ivanrembran
 
Rhoa
 
khemaliel
 
Marcelaa
 
Asechador
 

Comparte | 
 

 HOCKMAH - KETHER

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Noir
Admin
avatar

Mensajes : 116
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 27/06/2011
Edad : 26
Localización : Argentina Bs As

MensajeTema: HOCKMAH - KETHER   Dom Mar 24, 2013 2:20 am

11º CAMINO
HOCKMAH - KETHER
El 11º Camino es el de la INTELIGENCIA CENTELLEANTE, porque es la esencia de aquella cortina que es colocada cerrada para la orden de la disposición y es la dignidad especial dada a ella para que sea capaz de mantenerse ante la Faz de la Causa de las Causas.
La Inteligencia Centelleante es la victoria sobre los velos de la ilusión que se deshacen por el poder de la Luz emanada de Kether, el Gran Dispersador.
Se tiene pocas noticias de los que alcanzaron la perfecta consciencia espiritual; es difícil creer en las posibilidades de un ser que, encarnado, pueda alcanzar tan elevado grado de consciencia. Sin embargo, se sabe que existen los que adquirieron la inmortalidad y manifiestan extraordinario poder e incomprensible fuerza, desconocidos al hombre común.
Por inmortalidad física se entiende una percepción vaga e imperfecta de una era en que “será tragada la muerte por la victoria”. Pablo, en su carta a los Corintios, afirma que “la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios” pero habla de “un misterio: no todos dormiremos, más seremos transformados todos”. . . “porque es necesario que este cuerpo corruptible se revista de incorruptibilidad y que el cuerpo mortal se revista de inmortalidad”. Esto sugiere que el hombre común, de naturaleza mutable, será substituído por el hombre espiritual, inmutable e inmortal, por el nacimiento natural de un estado de consciencia superior.
El 11º Camino es el “Camino de los Dioses” que, según la filosofía Zen, es transitado a través del aire y después del éter. El elemento aire es el que da significado a este Camino recorrido por los seres que se divinizaron. El elemento aire es considerado mediador, vitalizante, dispersador; representa el soplo vital que mantiene la vida. El Eter, el 5º elemento, vehículo de la fuerza vital, es el más poderoso, inconcebible y remoto, origen de todas las cosas creadas; por eso mismo no es limitado por el espacio ni el tiempo; es el no creado, el incomprensible y el indefinido. Es la quintaesencia de los alquimistas. Es el Todo en todo. Por el cuerpo etérico, que se refiere al elemento éter, el iniciado posee justamente el poder de anular tiempo y espacio, desintegrar la materia, atravesar los espacios celestes, crear cosas materiales y manifestarse donde desea, hacia el pasado o el futuro. Patanjali, en uno de sus aforismos, afirma: “Por la meditación perfectamente concentrada en la correlación del cuerpo con el éter y pensando que él es leve, se obtiene el poder de atravesarlo”.
Quien consigue participar de la naturaleza esencial de los seres superiores, sin partes, atributos, ni dimensiones, le será posible contactar con Kether, con el Ser Puro. Esta experiencia es denominada “Trance de Aniquilación”. No se trata de un aniquilamiento de las facultades perceptivas, bien al contrario, confiere una mayor perfección y profundidad a todas las facultades superiores. Espíritu de Aether, que todo lo penetra y permea, es el título del Arcano que dá teoría a esta senda.
Los valores espirituales difieren totalmente, en una dirección diametralmente opuesta, de los valores mundanos; aquellos son alcanzados cuando estos fueren aniquilados; es como la parábola de la perla que relata el caso del comerciante que se deshace de todo lo que poseía y la compró. Son considerados como locos los que así proceden. No puede la humanidad común, que se considera normal, vuelta que está hacia el “tener” mundano, comprender o tolerar a los que no piensan y actúan de acuerdo con sus patrones; son vistos como anormales. Este tipo de locura atribuído a esta senda exige libertad de pensamiento, responsabilidad en las acciones, conocimiento de las cosas; entonces habrá equilibrio y perfección manifestados en el ser total. Desgraciadamente esto es de difícil consecución dentro de un sistema como el de vida actual, en el que la Individualidad es cortada y robotizada por los increíbles tabúes que el materialismo impone.
La locura aquí estudiada no se refiere a los retardados mentales o subnormales. Es la locura que no encaja en una sociedad que desea mecanismos eficientes, manejables, y por eso mismo estúpidos. No tolera a los Budas, Cristos o Moisés, seres de una consciencia penetrante, aguda, sensible, que se rindieron y se entregaron a Dios. Son anormales porque son super-normales; son los super-hombres, anormales y locos, porque no son de la camada de las masas. ¿Puede la masa común de la humanidad comprender la renuncia al trono de Buda? ¿La total entrega de Jesús? La corona, símbolo del chakra coronario, es la recompensa de los victoriosos que alcanzaron a Kether; son los dioses coronados por la Luz Divina.
Tal es el sentido del Arcano Mayor del Tarot, sin número, el Loco, una criatura paradojal, pues pocos la comprenden. Es paradojal porque es al mismo tiempo sabio, tanto como loco. Este arcano retrata un hombre vestido de bufón, bufón de la corte real, cargando un bastón, con un pequeño fardo en la punta, en la espalda, que simboliza la Sabiduría Cósmica detrás de él. Se dirige al borde de un precipicio, de manera ingenua, sin experiencia, con un perro hostil mordiéndole la pierna, de la cual él no se da cuenta.
Este Camino, considerado en dirección ascendente, conduce al Caos. La Vasta Paradoja del Gran Inmanifestado. En dirección descendente, representa el Espíritu en su pureza, proyectándose rumbo a la manifestación, con todas las dificultades y hostilidades de las cuales no tiene aún consciencia.
Un joven entra en el Camino iniciándose en la nueva Obra, que en el sentido descendente se refiere al Logos, al Gran Artista, aunque para El no haya definición de edad, así como de Su Polaridad; es el Gran Andrógino. Va realizando su Gran Obra afirmado en sus potencialidades, cuya memoria guarda en la bolsa que representa su pasado, por cuya evolución pasó como peregrino. El bastón, un símbolo fálico, asegura la bolsa, que representa el útero; de él retirará una nueva apariencia en el Universo, que depende de su pasado, cuya memoria y experiencia está encerrada en la bolsa, cuyo cierre es un ojo que todo lo ve: el presente, pasado y futuro.
A la izquierda del joven, se ve un sol, el rayo manifestado del Gran Sol Central. Su vestido blanco está cubierto por un jubón o chaqueta, completamente, que tiene un nombre: Yo Soy el Eterno Venir a Ser. Esta chaqueta esconde el hecho de que el Sol y él son Uno sólo. El color rojo simboliza el deseo y el negro la ausencia de ellos. Un cinto representando el tiempo, aprieta la chaqueta de la que se despojará al final de la evolución, y pasará a ser el Gran Sol Central.
Los zapatos amarillos y las medias ajustadas hasta las rodillas, representan los colores de este Camino, amarillo-oro brillante, los colores del Ser Supremo (en Atziluth).
En la mano derecha, el joven asegura una rosa blanca, rosa de la buena voluntad, la flor cultivada que simboliza una gran evolución en el pasado. En este joven no existe mala voluntad, no posee nociones del bien ni del mal; no hay para él riqueza ni pobreza, en términos de comparación. La comparación sólo existe en la bajada evolutiva y todo lo que representa el mal no forma parte del Plan Divino.
El Gran Artista posee tres estados de consciencia: la consciencia de sí mismo, el inconsciente (que adquirió de sus experiencias pasadas) y la supraconsciencia.
Cuando la humanidad realice el objetivo simbolizado por la carta O, estará en la Unidad Cósmica.
La letra Aleph simboliza la unidad, el punto central, el principio abstracto de una cosa, la substancia primaria. Es la llave del Camino, el comienzo de la manifestación como fin; esotéricamente representa al buey, el más antiguo símbolo de los animales. El buey sustenta el arado, así como el espíritu en la Tierra precisa sustentar la carne. El sembrador necesita arar y dominar la tierra para sembrar y coger sus frutos; de la misma forma, el espíritu necesita dominar la carne para alcanzar la más alta realización.
Volver arriba Ir abajo
http://cabaled.mi-foro.net
 
HOCKMAH - KETHER
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Estudios e investigación paranormal  :: Esoterismo. :: Alquimia-
Cambiar a: